¿Y por qué no?, se preguntaron observando el ruinoso estado de ese convento de los dominicos por donde habia pasado Cristóbal Colón. La pregunta encerraba el desafío que años más tarde tomó forma de Wine Hotel y Spa que sus propios dueños definen como “el lujo sencillo”, donde el vino es protagonista, no solo en las copas.

Acceso al artículo publicado en Qué! Sección Gastronomía

Para los amantes de la tranquilidad, la buena comida y los vinos de elaboración propia, descubrir Hacienda Zorita, a pocos kilómetros de Salamanca, es entrar en historia pero con todas las comodidades del presente. Por estas tierras hay viñedos desde el Siglo XII. Experiencia sobra.
Y de todas las actividades de esta oferta dinámica y serena a la vez, hoy nos vamos a dedicar a la enología, resaltando la excelencia del grupo de bodegas Marqués de la Concordia. La sala de catas y barricas, emplazada en la propia Hacienda Zorita, deja absorto al visitante cuando observa el artesonado en forma de casco de carabela invertida creada por Peridis, no sólo un incisivo caricaturista sino ante todo, un consagrado arquitecto.

De un concepto enológico cuidadoso con el entorno y esmerada dedicación, se nos presenta una familia de vinos que abarcan algunas de las denominaciones de origen consagradas.
Compleja decisión a la hora de elegir un caldo para describir, pero el deber con los lectores es ineludible.

Vamos allá.

HZ10 Crianza Abascal Vineyard 100% tempranillo, que encaja con carnes asadas, estofados e ibéricos.

Proveniente de cepas ubicadas en la “Milla de Oro”, a orillas del Duero, se vendimia manual con sistema de selección de racimos en mesa, y las barricas de roble francés acogen su crianza.
D.O. Ribera del Duero

Graduación Alcohólica: 13,5º

Temperatura de servicio:15º
www.the-haciendas.com